LA LUCHA DE LOS PUEBLOS INDIGENAS POR CONSERVAR SU TERRITORIO

La lucha de los pueblos indígenas por conservar la propiedad de sus territorios ha sido, desde la conquista y la colonia hasta los tiempos actuales, una de las principales reivindicaciones de estos grupos étnicos, pero no solo como un factor económico y productivo, sino como el lugar territorial donde pueden reproducir su cultura, identidad y organización social.
hay más de 86 puntos en el mapa político de Colombia indicando las tribus aborígenes que habían con sus nombres unos fáciles de pronunciar otros no tanto ( katíos, emberás, paeces, coreguajes, motilones, arhuacos, koguis, sanhos, ika, kankuamas, arawaks, huitotos, tunebos, nukak makús, kansás, guambianos, guahíbos, chiricoas, makaguajes, sálibas, wayús, awás, piapocos, ticunas)”por nombrar solo algunas” aunque todavía no se sabe a ciencia cierta los datos de cuantos indígenas aborígenes habitaban en el continente americano fluctúan entre cien millones y tres millones y medio, estas tribus tiene dialectos propios que han venido conservando junto con su cultura a pesar de la colonización por parte de los españoles, del mundo occidental y de todos los “ avances “ que vinieron consigo .


¿Pero cómo fue que lo españoles nos arrancaron a la mayoría de los colombianos y el continente americano nuestra cultura para convertirla en algo tan despectivo como lo es la cultura occidental? La irrupción de Europa en el continente americano a partir del siglo XVI modificó de manera abrupta la vida de los pueblos indígenas. Al momento de la conquista, iniciada en territorio de lo que hoy es Colombia con la expedición de Rodrigo de Bastidas, los pueblos indígenas tenían una distribución y desarrollo desigual. Después de los viajes de Colón, los expedicionarios españoles obtuvieron licencias de la corona, las llamadas capitulaciones, para iniciar la conquista de las tierras americanas. Así, se establecieron en el territorio de la actual Colombia, conquistadores y sus huestes, a pesar de la resistencia de las comunidades indígenas del norte del territorio que durante los primeros años fueron esclavizadas y trasladadas a las Antillas, La estrategia de poblamiento español fue la fundación de ciudades y poblados, reubicando a los indígenas para la explotación forzada de su trabajo confines tributarios y de prestación de servicios personales las instituciones coloniales que aseguraron la sujeción de las comunidades indígenas al pago de tributos ya los trabajos forzados en minas y haciendas.


Más tarde, con las medidas proteccionistas de La Corona se obligó a los beneficiarios, los encomenderos, a proteger a los indígenas y a evangelizarlos mediante la contratación de un cura doctrinero; sin embargo, los abusos de los encomenderos contra los indígenas generaron una protesta a todo lo extenso de los territorios colonizados.

La Colonia generó una sociedad estratificada, diferenciada de acuerdo a códigos de pertenencia étnica, de escasa movilidad social. En la cima de la pirámide social dominaban los funcionarios, comerciantes, religiosos y encomenderos españoles que alegaban su condición de “sociedad blanca”; les seguía la población de origen español nacida en América llamada “criolla”, que no obstante su situación económica privilegiada, no tenía acceso a los cargos elevados de la administración colonial.
Como sectores sociales subordinados estaban los mestizos, hijos de hispanos y de personas con algún grado de ascendencia indígena o africana que se dedicaban a la artesanía, el pequeño comercio, el trabajo asalariado y las labores agrícolas; les seguían los indios, declarados vasallos libres pero reducidos a las encomiendas, las mitas, y luego a los resguardos territoriales como tributarios. La base de la pirámide social la conformaban los esclavizados, personas negras y mulatas provenientes de África que trabajaban de manera forzada en las minas y plantaciones.
Los pueblos que habitaban América antes de la conquista habían alcanzado a desarrollar
sociedades urbanas, mientras que otros sólo practicaban una agricultura simple o se dedicaban a la caza y la recolección.
Los
mayas, aztecas e incas construyeron complejas obras de riego, aplicaron técnicas agrícolas Hasta la invasión, los aborígenes se aseguraban los alimentos y los bienes necesarios para vivir a través de relaciones de reciprocidad y redistribución. La primera, consistía en la práctica de la solidaridad y ayuda mutua entre los miembros de la comunidad. Se ayudaban entre sí a cultivar y a cosechar. Mientras que la redistribución, consistía en el cobro de fuertes tributos en productos y en trabajo que eran contabilizados para determinar en qué zonas sobraban o faltaban alimentos para luego distribuirlos en las poblaciones más necesitadas. Esto confirma el espíritu comunitario de los pueblos aborígenes americanos.

domingo, 8 de noviembre de 2009

EMBERA - KATIOS


Este pueblo indígena se localiza en los departamentos de Córdoba sobre los ríos Sinú, Esmeralda y Rioverde; en el noroccidente de Antioquia, donde se concentra el mayor número de su población; en el Chocó, sobre la carretera Quibdo-Medellín; también se encuentran en los departamentos de Caldas y Putumayo. Parte de su territorio ancestral coincide con el Parque Nacional Natural de Paramillo, en los límites de los departamentos de Córdoba y Antioquia. Su población es de 32.899 personas y su legua nativa pertenece a la familia lingüística Chocó. Los embera-katío se asientan en caseríos y sus características culturales son similares a las encontradas para los embera. En general los embera se consideran como hombres de río -embera dobida- y como hombres de montaña -embera eyábida-, a estos últimos pertenecen los embera katío, los chamí y los indígenas embera del Alto Andagueda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada